Plan La Escuela al Campo: crecer entre surcos

Fotos: Reinier Dávalos Peña

El alboroto de los preparativos se hizo sentir en verdad. Solo restaba ¡una semana! En tan corto tiempo debían quedar listas la ropa de campo y la maleta de madera o la mochila para marchar al campamento.

Ante la imposibilidad de asistir presentada por la ESBU Baraguá, los

 Un  grupo de adolescentes en la Escuela al campo

Este Plan, uno de los principios rectores de la educación cubana, forma a los adolescentes y jóvenes en valores como la responsabilidad, la honestidad, el colectivismo, la laboriosidad.

estudiantes y profesores de Generación del Centenario respondían al reclamo anticipando la salida prevista para mediados de noviembre. Se convertían, de este modo, en el primer plantel del municipio matancero en participar en el Plan La Escuela al Campo.

Más allá de los dolores de cabeza que la noticia trajo a las familias —responsables de garantizar la retaguardia—, primó la disposición de asumir la importante tarea educativa. Así, pues, el 22 de septiembre último, la edificación que antes fuera el pre-pedagógico Horacio Rodríguez, ubicada en Ceiba Mocha, abría sus puertas a 200 alumnos de octavo grado.

Comenzaba para los bisoños un capítulo inolvidable en sus vidas. Por primera vez estarían lejos del hogar, valiéndose por sí solos, asumiendo la disciplina de los horarios, las normas…El jueves próximo regresarán a casa, con la satisfacción del deber cumplido y la alegría de sentirse más seguros e independientes.

PREPARARSE PARA LA VIDA

Oscar Acosta Guerra no lo intimidó el asma bronquial ni la neumonitis sufrida en ocasiones. Quiso demostrarse a sí mismo que podía hacerlo y, por ello, decidió ir sin perder tiempo. Allí laboró en las tareas de autoservicio, actividad que asegura, entre otros quehaceres, la limpieza del inmueble.

Lisandra Guzmán Díaz

Pese a su dolencia, Lisandra Guzmán Díaz optó por brindar su modesta contribución a la economía del país.

Sucedió también con Rosybell Méndez Rodríguez y Luis ángel del Toro. La primera padece otitis externa, en tanto, él sufre epilepsia. Otros como Lisandra Guzmán Díaz olvidaron sus dolencias y no aceptaron quedarse en el campamento. Al surco se fue ella para, “igual que sus compañeros, dar un modesto aporte a la economía del país”.

Con pocas palabras pero, con mucho ánimo a la hora de trabajar, Onel Hernández, Claudia Tadeo y Lilisbeth Betancourt aludieron a su contribución. Los tres integraron el grupo de los Destacados en el cumplimiento de las tareas agrícolas. Conocieron los rigores del campo: sacar boniatos, sembrar yuca, tomate, col, desyerbar… Mas, haber recibido en cada chequeo de emulación el diploma de reconocimiento a su labor les enorgulleció sobremanera.

Según el criterio de la profesora Katia Martínez, quien dirigió la etapa, estos muchachos y muchachas desarrollaron el valor de la laboriosidad durante ese mes. “Es increíble cómo lograron sembrar en tan solo tres mañanas de trabajo 10 mil chopos de plátano. En otra ocasión, entre 30 niños, recogieron en la sesión matutina 105 sacos de boniato”.

Los resultados, entonces, comenzaron a verse desde temprano y el 16 de octubre, cuando aún restaba una semana ya habían acumulado 10 mil 520 pesos con 33 centavos. Ello les reportaba un saldo de 5 mil 490 pesos con 76 centavos de ganancia.

Para Onelio de Mata López, jefe de producción de la UBPC Ceiba Mocha; la disciplina y seriedad mostradas por los alumnos tienen que ver en buena medida con las cifras mencionadas. La profesora Irma Coto refiere que la Escuela al Campo les ha servido de mucho. Además de materializar el vínculo del estudio con el trabajo, les permitió el contacto cotidiano con sus compañeros, aprendieron a compartirlo todo como una gran familia.

Al respecto, Ramón Lara, el guía base del centro, advirtió que la escuela cambió de escenario pero mantuvo su influencia educativa desde el trabajo político en matutinos, vespertinos, actividades deportivas y culturales. No pasaron por alto ninguna efeméride e, incluso, participaron en las elecciones pioneriles.

PERSEVERAR EN EL EMPEÑO

Desde 1966, miles de adolescentes y jóvenes descubrieron en el país el sentido del trabajo y la solidaridad en días de Escuela al Campo. Y aunque el

Recogiendo boniato

Los rigores del campo y el valor de la laboriosidad también se expresan en un significativo aporte económico.

Período Especial hizo mella también en dicha actividad, ahora que se renueva, viene a la mente de aquellos los momentos vividos en cada etapa.

Por eso, Eurídisis de León García, madre de la alumna Paloma González, sintió indignación cuando en un primer momento, algunos padres se mostraron sobreprotectores. “No es posible que aludieran como un grave problema la ausencia de agua fría. Nosotros asistimos a campamentos lejanos y en peores condiciones y allí nunca hubo nevera. Nuestros hijos tienen que saber de dónde salen los alimentos y contribuir, además, con la economía del país”.

“Luego de razonar, acordamos entre todos hacerles más llevadera la estancia. Entre las familias y los profesores resolvimos algunas cuestiones pendientes”. Empeño del cual da fe Maritza Castellanos, la mamá de Maykel Baragaño.

Este curso funcionan 10 campamentos en la provincia y si bien no reúnen las condiciones deseadas se trabaja por mejorarlas. Es propósito de la Dirección Provincial de Educación que radiquen en los propios municipios para facilitar el traslado de los padres, según refirió José Felipe Martínez Ponce (Chepe), al frente de la actividad.

“Aún así todavía aparecen muchos certificados médicos. Nosotros hacemos el trabajo político durante el curso para persuadirlos de lo que ello significa para sus vidas. Decidimos, entonces, que sea el grupo quien decida si, en verdad, el estudiante está o no apto para participar.”

Que este ejercicio escolar adquiera la misma connotación formadora de hace unos atrás, atemperada a los tiempos actuales, representa un gran desafío. Mientras, en cada etapa, entre surcos, retos y obstáculos, la nueva generación crece.

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Julio-Debate popular
    Feb 10, 2011 @ 05:06:33

    Bueno ,un buen emprendimiento y espero que lo puedan llevar a cobo de la mejor manera a pesar de las dificultades.

    Responder

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: