¿Por qué hablamos tanto las mujeres?

El novio de Alicia la acusa de hablar mucho. Por eso a menudo interrumpe su diálogo para dar alguna respuesta al problema en cuestión, ofrecerle un consejo, o simplemente, aportar la última palabra.

A la chica esa actitud le molesta, pues, no busca en la conversación apoyo para adoptar decisiones, sino más bien intenta lograr empatía entre ambos. Solo desea comunicar lo que siente y también, ¿por qué no?, liberar tensiones. Más

A %d blogueros les gusta esto: