Productividad del trabajo: La piedra angular de la eficiencia económica

Foto: Reinier Dávalos Peña

El incremento de la productividad del trabajo ha sido preocupación del Estado cubano desde su génesis, pues como advirtiera Marx, de su logro “depende el desarrollo universal de la sociedad y de los individuos, y por ello constituye el principal exponente del progreso social en sentido amplio”.

Sin embargo, después de medio siglo de duro batallar, continúa siendo una “asignatura pendiente” que a la luz del Proyecto de Lineamientos que se discute hoy en la nación es pretensión convertir en prioritaria dentro de la política económica a corto, mediano y largo plazos.

Diversos factores externos han lastrado tan importante empeño: la guerra económica, comercial y financiera de los EE.UU. contra Cuba; el derrumbe de la URSS y el campo socialista europeo; las continuas crisis del capitalismo; el desigual e injusto orden internacional; y el daño multimillonario de huracanes y otros eventos climáticos.

En el plano interno es vox pópuli cuánto ha costado la ineficiencia económica, plantillas infladas, descontrol y despilfarro, desorganización, violaciones de la disciplina laboral y tecnológica, métodos ineficaces de dirección, incumplimientos de las normas de consumo, subestimación de la contabilidad, deficiente gestión de la calidad, por citar algunos desatinos.

Revertir la situación no resulta tan simple como alguien pudiera imaginar. Sin embargo, en primera instancia depende de tres factores claves: el hombre, la organización del proceso productivo o de servicios, y de la tecnología. En consecuencia, la productividad solo puede relacionar el producto del trabajo con las personas que lo realizan.

‘BARCO PARADO NO GANA FLETE’

Con la naturalidad que le ofrece su condición de hombre sencillo y laborioso,

La experiencia y profesionalidad en la faena que desempeña le permiten a Francisco Valor, operario de granallado en la Empresa CONFORMAT, superar con creces la norma de 150 cilindros de gas cada día.

Francisco Valor, operario de granallado en la Empresa CONFORMAT, de la ciudad yumurina, emplea esta expresión del refranero popular para demostrar la importancia que concede al aprovechamiento máximo de la jornada de trabajo.

Además de ser características propias de su personalidad el alto sentido de responsabilidad y pertenencia, está convencido de que al cumplir con sus deberes laborales, no solo contribuye a que la Empresa avance. Ello le permite recibir los beneficios del sistema de pago a destajo progresivo, promediando cada mes un ingreso personal de entre mil y mil 200 pesos, más 15 CUC.

Aun cuando Francisco desconoce la definición teórica de productividad del trabajo, valor agregado bruto, o índice de eficiencia energética; con su actuar cotidiano se ha convertido en uno de los pilares principales de la entidad. Su aporte mucho tuvo que ver con el mejor resultado histórico de la misma en cuanto a la productividad del trabajo: 12 mil 646.3 pesos, alcanzado en el 2010.

Mientras él opera la granallada -máquina utilizada para limpiar superficies metálicas con chorros de partículas de acero a alta presión-,  nada escapa a su atención: recupera el polvo metálico esparcido alrededor del equipo; vela porque no se despilfarre electricidad; garantiza la calidad del acabado de cada botellón; y cumple cuantos parámetros prevé la carta tecnológica, requerimientos aprendidos en los tiempos en que se desempeñó como ayudante.

Solo por la recuperación del polvo con que pule los cilindros, recobra cerca de 50 dólares cada mes. A Valor, nada le impide llegar temprano, a pesar de residir en el poblado de Cidra. “Hace semanas que el transporte de la fábrica está roto, y aún así me las ingenio para llegar temprano. Soy, además, de los últimos en marcharme”, enfatizó con lozano orgullo.

Resulta obvio que Francisco pertenece al pelotón de vanguardia, y que no todos exhiben iguales resultados. No obstante, obreros como él ratifican que es el hombre un factor determinante en la productividad del trabajo.

Sobre esta última categoría Mayra San Juan Llames, directora económica de CONFORMAT, ofrece su propia definición. “Se trata de un indicador económico que mide el resultado de la labor del hombre, y aunque hay diversas maneras de calcularla, la más efectiva es la división del valor agregado entre el promedio de trabajadores”.

“Para determinar el valor agregado —-aclara—, se parte de la producción mercantil lograda en un periodo determinado; a ello se le resta el gasto material, dígase el valor de las materias primas, energía, combustibles…; menos los servicios comprados, es decir, lo gastado por concepto de transporte para trabajadores, teléfonos celulares, alquiler de camiones,  por citar  ejemplos.”

Acentúa, que al hablar del ‘resultado de la labor del hombre’, están implícitas otras cuestiones a las que Marx apelaba; un trabajador con mayor destreza y mejores conocimientos es capaz de aumentar el producto o mejorar el servicio gracias a su habilidad o talento. Y de ello da fe Francisco, a quien su experiencia y profesionalidad le permite superar con creces la norma de 150 cilindros de gas cada día.

La organización social del proceso de producción repercute de igual modo en la productividad. Por ello, una empresa en perfeccionamiento empresarial, como CONFORMAT, está en mejores condiciones que otras para alcanzar resultados satisfactorios. En ello influyeron, además del sistema de estimulación salarial, la correcta jerarquización de dicho proceso por parte del consejo de dirección, así como la exigencia en el control de la calidad, en el cumplimiento de las normas de consumo, y de la disciplina laboral y tecnológica.

Yoelkis Bacallao Valenciano, jefe de Producción, asegura que en este centro son estrictos en la observancia de todos los parámetros técnicos establecidos, dada la peligrosidad y graves consecuencias que puede tener un cilindro lleno de gas sin las debidas garantías.

No obstante, quedan cuestiones por pulir como la reducción — dentro de lo posible—, de los servicios comprados, y la disminución de la cantidad de plazas de trabajadores indirectos, quienes mucho afectan la relación entre salario medio y productividad del trabajo.

“Por ello,  como parte del proceso de reordenamiento laboral, creceremos a más del 80 por ciento el total de aquellos directamente vinculados a la producción, y reduciremos en un 20% los indirectos”.

Otro aspecto aludido por Marx y al cual Yoelkis hace referencia, es al desarrollo de la ciencia y la tecnológica. Al respecto, considera que la obsolescencia tecnológica los afecta en cuanto al rendimiento. Sin embargo, no andan de brazos cruzados.

Gracias al movimiento de innovadores y racionalizadores han logrado sortear constantes dificultades y mantener de alta a esta planta, reconocida como de las más dinámicas y aportadoras de la Industria Sideromecánica, pese a tener más de 60 años de explotación.

CADA DÍA MEJOR

Aunque por causas ajenas a su voluntad, la materia prima no llegó de manera estable durante los 12 meses, lograron sobrecumplir los planes fijados el pasado año, y crecer en más del 72 % de la productividad en comparación con el 2009.

Israel González Medina, director comercial, asegura que al récord histórico en la fabricación de cilindros de gas de 45 kg, se suma la confección de los de 10 kg, así como de extintores, camisas para pozos y en menor medida cubos y puntillas. Asimismo, repararon equipos agrícolas, entre otras alternativas que permitieron, además, evitar el deterioro de los indicadores productivos.

Todo ello conllevó a que la correlacíón entre el crecimiento del salario medio  y la productividad figurara entre los logros de CONFORMAT durante la etapa en cuestión: 0.9138. “Quizás para los menos avezados en la materia económica este número por sí solo no diga nada. Vale aclarar, entonces, que siempre y cuando sea inferior a uno, revela el saldo positivo”, enfatiza el experimentado especialista con más de 40 años en dichos menesteres.

Tal indicador refleja, asimismo, el vínculo existente entre el crecimiento del salario medio por trabajador al cierre de un periodo en comparación con el precedente expresado en por ciento.

Lo mismo sucede con la productividad. Para que sea favorable, su crecimiento debe ser superior al del salario medio. Lamentablemente no ocurre en muchas empresas cubanas, convirtiéndose en el principal obstáculo para al tan ansiado incremento salarial.

La secretaria general del Buró Sindical Odalys Ruano Cueto advierte que “en las asambleas de afiliados se discute todo lo concerniente con el plan de producción y los problemas que pueden atentar contra su cumplimiento.

“En las cinco secciones sindicales sembramos la conciencia de que en el ahorro y la eficiencia tenemos la principal y más inmediata reserva para avanzar por la senda del desarrollo. Enfatizamos en la necesidad del control obrero sobre los indicadores productivos, la disciplina tecnológica entre otros aspectos, y todo ello compulsado por la emulación sindical.

“Fomentamos la cultura económica, pero partiendo de que la expresión concreta de ello, es que cada quien conozca sobre todo cuál es su norma de trabajo, los parámetros de calidad a cumplir, qué debe o no hacer.

“También les exigimos a los cuadros y especialistas se superen cada día más en sus respectivos campos de responsabilidad, para que influyan en el aumento del valor agregado y de la productividad del trabajo, como la piedra angular de la eficiencia económica de la empresa”, concluyó.

Y no le falta razón, pues sin restar importancia a los requerimientos materiales, para ser más productivos ante todo debemos fortalecer la cultura del trabajo, y sembrar valores éticos como la laboriosidad y el sentido del deber.

Sin dudas, el día que la mayoría de nuestros trabajadores actúen como Francisco Valor, conseguiremos la productividad que hará transitar al país por la senda del desarrollo y la eficiencia económica.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: