Conjuntivitis Hemorrágica: Mucho ojo con nuestros ojos

En el verano debemos incrementar las medidas higiénico-sanitarias para evitar la aparición de la Conjuntivitis Hemorrágica.

Hace más de dos décadas, Esther Rodríguez padeció Conjuntivitis Hemorrágica (CH), enfermedad que le afectó la córnea del ojo derecho. Quizás por esta razón, todavía mantenga vigente el recuerdo de aquellos días tormentosos.

“Todo inició con una molestia aparentemente simple que, poco a poco, se iba agudizando. Nada remediaba el malestar, ni frotarme los ojos, ni enjuagármelos con agua fría. Por el contrario, aumentaba la picazón, hasta tornarse irresistible. A ello se sumaba el enrojecimiento cada vez más intenso y las secreciones. Entonces acudí al médico quien diagnosticó el padecimiento.

“Ya había escuchado sobre él y hasta conocía personas contagiadas, pero nunca imaginé que se tratara de un problema serio de salud, hasta el punto de dejar secuelas en mi organismo.”

Esther no es un caso aislado. Muchas personas subestiman las consecuencias que pudiera generar la CH, llegando, incluso, a afectar de modo severo la visión.

LOS SIGNOS

Aunque existen otras conjuntivitis virales por adenovirus que en algún momento pueden cursar con hemorragias conjuntivales, el rumbo de la dolencia y la forma de presentación son diferentes. La CH tiene su etiología bien definida y sus características particulares.

La enfermedad comienza de manera repentina con picazón, dolor, lagrimeo, enrojecimiento, sensación de cuerpo extraño en ambos ojos y edema parpebral (inflamación de los párpados). Además de la aparición de las antes aludidas hemorragias subconjuntivales.

“El período de incubación es muy breve, de ocho a 72 horas”, explica la doctora Miladis Sintes Jiménez, jefa del Grupo de Oftalmología en la provincia de Matanzas.

“Ello no significa que pasado este lapsus la enfermedad sea intransmisible. Se estima que hasta 10 días existe la posibilidad de contagio, aun cuando en apariencia hayan desaparecido los signos. Luego, sobreviene un período de recuperación, en el que el virus ya no circula en el organismo, pero subsisten hemorragias enfáticas, estéticamente feas, que desaparecen de manera progresiva.

“Es vital, por tanto, mantener apartado u hospitalizado al paciente como mínimo tres días. También es preciso que ante las primeras señales acuda al médico, pues, por lo general, lo hace cuando ya el germen está establecido.

“Asimismo, hay quienes se niegan al aislamiento, en tanto, algunos padres retiran a los hijos de la institución de Salud. Cuando se traslada a un niño desde Jagüey Grande a Matanzas en un trasporte público para consultarlo en el hospital Faustino Pérez, de manera irresponsable se pone en riesgo a los pasajeros que le acompañan.”

Al respecto, el doctor Fernando Acebo Figueroa, director del Centro Provincial de Higiene y Epidemiología, insiste en la necesidad de que las personas perciban las posibles inconveniencias generadas porla CH.

“Se calcula que entre el dos y el cinco por ciento de quienes la padecen, evoluciona de manera desfavorable. Ello alude a las probabilidades de sufrir desde complicaciones como la presencia de una queratitis, úlcera corneal o perforación, hasta la pérdida de la visión de uno o de los dos ojos.

“La paciente de la historia inicial sufrió una afectación en la córnea que provocó la opacidad de la misma. Si se opaca esta membrana transparente, la visión se dificulta.

“Se trata de un virus con una poderosa capacidad de difusión al transferirse por el contacto directo o indirecto con las secreciones oculares y por intermedio de las microgotas de saliva. De ahí que, dado su alto nivel de contagiosidad, sean más vulnerables los concentrados escolares y centros internos de cualquier índole. Resulta común hallarlo en el adulto joven, aunque no excluye a las personas mayores.”

LA PREVENCIÓN

“Si bien es cierto que aun cuando se adopten todas las medidas no existe el ciento por ciento de invulnerabilidad pues la enfermedad está en el medio ambiente, tampoco hay por qué buscarla. Urge, entonces, evitar juegos que pudieran generar el contagio, así como andar por las calles, o asistir al centro de estudio o labor”, puntualiza el doctor.

En tal sentido, aclara Miladis que “el tratamiento de la CH es sintomático, o sea, en la medida en que aparecen los síntomas se diagnostican. La única manera de combatirla es la prevención y la actuación en las formas de transmisión, ya sea, con el lavado continuo de las manos, el cuidado extremo de los ojos, y la evasión al hacinamiento y contacto con enfermos. De igual modo no deberán compartirse los objetos personales.”

Sobre el empleo de colirios, en particular el Leuferón, advierte Acebo Figueroa que no se trata de un inmunizador. “Solo se usa para minimizar la enfermedad pero no la evita ni cura. Estas goticas van dirigidas al control del foco, por lo que se indican de manera profiláctica a personas asintomáticas que han estado expuestas al virus, pero no lo han manifestado; no así al enfermo”.

ANTECEDENTES

La CH fue identificada por vez primera en Ghana, en 1969. La inusual enfermedad se diseminó rápidamente a los países vecinos en una considerable epidemia regional con más de 15 millones de casos.

En 1981, se describieron brotes extensos en el norte de América del Sur, América Central, el Caribe y en el sur de los Estados Unidos. Fue en agosto de este año, cuando se introduce en Cuba el Enterovirus-70, agente etiológico.

En los meses de septiembre a diciembre y ante una población totalmente susceptible, se reportaron 884 mil 15 casos. En 1983, aparecieron otros 545 mil 478 infiriéndose, además, que por cada paciente asistido hayan quedado entre cinco a 10 sin notificar por no acudir al médico.

Desde esa fecha aparecen brotes en la Islacon menor o mayor incidencia. Matanzas, en particular, mostró los picos epidémicos en 1989 y 1993, con 2 mil 120 y 8 mil 163 infestados, respectivamente.

El doctor Fernando Acebo Figueroa asevera que los agentes etiológicos Enterovirus-70 y Coxsackie A-24, son los más frecuentes y que este último fue introducido en territorio nacional en 1986.

Anuncios

6 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. mary
    Feb 26, 2012 @ 17:45:06

    muy interesante, didactico, claro y entendible

    Responder

  2. alma carrillo
    Mar 15, 2012 @ 21:12:31

    estoy muy angustiada por que en el mes/de enero yo tuve una conjuntivitis infecciosa y después se contagio mi esposo le llegó a sangrar los ojos esa fue una soy vez y no se porque pero se contagio mi hijo el chico de 5 años nadamas el ojo derecho y ahorita contagio mi cuñado y de hecho vive en otro departamento pero no convivido çon el y mi hijo el grande de 10 años ahorita está contagiado estoy muy desesperada por que ya no tengo recursos y quiero un consejo ayudenme he gastado mucho dinero cuando me enfermé yo y mi esposo de hecho fuimos al hospital de la ceguera y gastamos mucho en urgencias y para que nadamas nos dijera el médico que nos aplicaramos niflan y lagricel y que sólo se nos iba a quitar en unas 4 semanas ayudenme estoy desesperada gracias.

    Responder

  3. marily
    May 03, 2012 @ 18:35:20

    hola pues yo tengo una semana con los mismos problemas me ojo derecho me sangran = egasto munchisimo con doctores pero no se me puede kitar estoy de sesperada xk cda dia k pasa siento k boy perdiendo la bista

    Responder

  4. Elsa
    May 22, 2013 @ 06:36:16

    Hay que tener paciencia y hacer el tratamiento sintomático ya que esta conjuntivitis tarda 40 días en curarse. Tiene síntomas muy molestos y es muy ocntagiosa.

    Responder

  5. Dora maria vazquez alcala
    Feb 28, 2015 @ 21:55:06

    Tengo 60 dias que padeci conujuntivitis hemorragica, afortunadamente, era rojo nomas, no sangro, pero mi lado derecho estaba super inflamado, y era morete amarilllo en la mejilla, estoy muy preocupada porque mi vision es borrosa, muy borrosa, volvere a ver bien?

    Responder

  6. Ana Maria Lucas Vera
    Mar 15, 2016 @ 13:02:40

    Tengo dos dias cn conjuntivitis hemorrojica , devido a q la precion arterial se subio y mi ojo izquierdo enrrojecio .stoy cn tratamiento médico
    Sera q desaparece la ssngre q tengo acomulada?

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: