Hablar sin manchas

cari21No son pocos los adolescentes y jóvenes cubanos que emplean términos de los considerados vulgares en la escuela, en el barrio, una fiesta, instalación deportiva…Es un fenómeno típico de esas edades, aun cuando también se presenta en otros grupos etarios.

Pese a ser el español una lengua muy rica en expresiones, sinónimos, adjetivación…, vocablos como ecobio, curralo, pura, asere, naue, monina, baro, suelen escucharse tantas veces que hasta nos resultan familiares. Y si bien el idioma se enriquece con las creaciones populares, bueno es respetar los límites en dicho propósito.

Ya desde la primera mitad del pasado siglo, Juan Marinello, destacado pedagogo y estudioso del idioma, alertaba sobre el deterioro creciente de la lengua española, hecho que en nuestro país alcanzaba un volumen alarmante. El empleo de esa jerga elemental podría, según su consideración, llegar al límite de entorpecer la comunicación entre los pueblos de habla común.

Cuando aludimos a la necesidad de expresarnos correctamente no nos referimos al hecho de acudir a palabras rebuscadas, pues de igual modo caeríamos en la incomunicación. La intención es cuidar el español, idioma que forma parte de nuestra identidad y cultura.

El modo de hablar de cada individuo depende de la educación recibida y en un país como Cuba, empeñado en elevar el nivel educacional de sus ciudadanos, es algo a lo que todos debemos aspirar. Importante rol juega en tal sentido la familia, pues los niños imitan lo que ven y oyen. También corresponde gran cuota de responsabilidad a las educadoras de los círculos infantiles, a los maestros, y a quienes de una u otra formas se encuentren involucrados en su formación.

Las frases y expresiones chabacanas no hacen parecer a nadie más simpático, ni   más sociable, sino por el contrario, deslucen y denotan irresponsabilidad. Y si difícilmente alguien podría preciarse de dominar  una lengua, el conocimiento que se tenga de ella devendrá arma poderosa para enfrentar con menos dificultad los tropiezos de la vida.

Sabemos de la evolución y matices diferenciadores del español, y de que existe un habla culta y otra popular, pero ello no puede conducirnos al desentendimiento. Para comunicarnos sin problemas, entre nosotros   los cubanos e, incluso, con personas de otras regiones hispanohablantes, urge utilizar   de forma adecuada el lenguaje. Ello ayudaría, además, a profundizar en nuestros pensamientos y organizar mejor las ideas.

Prestar más atención a lo que escuchas y dices a diario, te hará reflexionar y convencerte del modo en el cual debes y deseas hablar. Si te detienes a meditar en la variedad de recursos que nuestro idioma te ofrece para expresarte, entonces te darás cuenta de que no hay necesidad de manchar tu vocabulario con esas groserías y vulgaridades. Estás a tiempo de hacerlo.

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Accutane
    Mar 25, 2013 @ 10:47:05

    When someone writes an piece of writing he/she
    maintains the idea of a user in his/her mind that how a user
    can know it. Thus that’s why this paragraph is amazing. Thanks!

    Responder

  2. my company
    Mar 31, 2013 @ 07:08:53

    Hello, I enjoy reading all of your article. I wanted
    to write a little comment to support you.

    Responder

  3. carpet cleaning
    Abr 21, 2013 @ 08:29:05

    Very good info. Lucky me I recently found your site by accident
    (stumbleupon). I’ve saved as a favorite for later!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: