Amor, el más sublime de los sentimientos

images (1)“Si un día tienes que elegir entre el mundo y el amor, recuerda: si eliges el mundo quedarás sin amor, pero si eliges el amor, con él conquistarás el mundo.”
Albert Einstein

No pocos consideran que el amor ya no es lo que era, y si ciertamente el vertiginoso desarrollo de la sociedad ha generado determinadas pautas también en las relaciones amorosas, su esencia —creo— sigue siendo la misma: ese dar sin pedir nada, esa capacidad de buscar la felicidad de otro a través de uno mismo.

Aunque existen miles y miles de criterios a la hora de definir al más sublime de los sentimientos, la mayoría reconoce sus aptitudes para engendrar una especie de hechizo entre dos personas, de tal modo que sobre todo en los primeros momentos, basten solo unas miradas, un roce ligero, una conversación breve para parecer que se anda por las nubes.

Algunos alegan que dicho embrujo dura muy poco tiempo. No comparto esa opinión. Puede, y de hecho apruebo, que las cosas cambien. Mas, para conservar la ilusión, el deseo, el ansia de entregarse siempre con el mismo apetito, no hacen falta fórmulas mágicas. Precisa, pues, que cada entrega sea distinta y cada momento que se disfrute lleve impreso un hálito especial. Sin trabas, sin prejuicios… Por eso, lo mejor es ofrecer y recibirlo todo.

“Y para estar total, completa, absolutamente enamorado, hay que tener plena conciencia de que uno también es querido, que uno también inspira amor”. Del mismo modo cuenta esta aseveración del poeta uruguayo Mario Benedetti. Lo sabemos muy bien los cubanos, porque no nos gusta sentirnos rechazados.

Hay a quienes les resulta muy difícil exteriorizar lo que sienten. Por lo general, les cuesta decir ‘te quiero’ y mucho menos ‘te amo’. Pero existen otras frases que llevan similar significado, solo que expresado de manera implícita. Así, por ejemplo, cuando alguien nos pregunta: ‘¿cómo te sientes?’, ‘¿qué te gustaría hacer?’, o nos advierte ‘cuídate mucho’, aprendemos a descubrir entre líneas la importancia que nos otorgan.

Hasta un mote dicho con cariño, un abrazo tierno, una mirada penetrante o un beso inesperado, pueden estar cargados de amor. Sucede que a veces solo reparamos en las palabras y no en los gestos y las acciones que les acompañan.

Un día como hoy, vale la pena reparar en ello y darnos cuenta cómo el amor guía nuestro actuar cotidiano, cómo está presente en todos lados. Mejor, entonces, tomarlo entre las opciones que nos dio Einstein. Más vale conquistar el mundo y que todos sepan cuánto somos capaces de ofrecer y, por tanto, cuánto hemos recibido en cambio.

Si logramos que así sea, no hará falta preguntarnos más qué es el amor, ni ponernos a dilucidar si cambió con la cultura y con el tiempo. La clave está en ser realistas y disfrutar del placer de poder compartir nuestra intimidad, éxitos, fracasos y sueños.

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. cubaquelindaeres
    Feb 16, 2013 @ 11:00:02

    Reblogged this on Cuba, ¡cómo te quiero!.

    Responder

  2. Leta
    Feb 19, 2013 @ 11:25:00

    I personally Believe that posting, “Amor, el más sublime de
    los sentimientos Desenlace” was great! Icannot see eye to eye with you even more!
    At last seems like I actuallycame across a blog website well worth checking out.

    Regards, Lorenzo

    Responder

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: