Día Mundial sin Tabaco: Humo de segunda mano

tabaquismoCuando en un spot televisivo le preguntan al actor Omar Alí —quien aparece consumiendo un cigarrillo—, si tiene hijos, él asienta e, incluso, refiere que son dos niñas. Luego le interrogan si ellas también fuman. A lo que contesta rotundamente: — ¡No, qué va! Están muy chiquitas.

Esta respuesta, soltada de modo tan seguro, la darían ante igual interrogante la mayoría de los padres que practican ese hábito sin percatarse del daño que les causan a los menores del hogar, convirtiéndolos, pues, en fumadores pasivos. Y es que la exposición a las emanaciones tóxicas de nicotina, alquitrán y demás compuestos letales derivados de ello, constituye un grave riesgo para la salud infantil.

Entre los más afectados por dicho motivo se encuentran, precisamente, los bebés y los infantes que conviven en sus casas con progenitores y abuelos que acostumbran a ejercer la nociva acción. De ahí que el Día Mundial sin Fumar, que celebramos mañana también en Cuba, esté dedicado a esa problemática, bajo el tema Creciendo en espacios 100% libres de humo de tabaco.

La aparición de infecciones en el sistema respiratorio inferior, como la neumonía y la bronquitis; la posibilidad de sufrir una disminución de la función pulmonar y malestar pectoral: congestión nasal y tos, así como catarros frecuentes, figuran entre los perjuicios a los que se enfrentan. Los niños asmáticos corren especial peligro, con aumento de los episodios y severidad de esa sintomatología.

Asimismo, puede ser la causa de que miles de los que no sufren este último padecimiento, lo contraigan. Provoca, además, irritación en la piel, ojos, nariz, garganta y mayor sensibilidad cuando existe alguna alergia. En los lactantes conlleva, inclusive, a la muerte súbita infantil.

Los adolescentes, por su parte, también resultan vulnerables y a ellos, de igual modo, va dirigida la ocasión. Al hecho de estar expuestos al humo del tabaco ajeno, se suma que, por lo general, en esta etapa de la vida comienzan a consumir. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el 90 por ciento de los fumadores del planeta inició el hábito antes de los 19 años.

Una investigación nacional -realizada entre chicas y chicos cubanos el pasado año—, arrojó que el 16 por ciento de los entrevistados aludió hacerlo en sus casas; el 13,7 en la de sus amigos; el 22,8 en eventos sociales; el 38 en espacios públicos y el 9,1 en la escuela. Estos datos ofrecen puntos de contacto con  un alto número de países donde dicho índice es igualmente elevado entre los jóvenes.

El tabaquismo no solo los perjudica por las afectaciones directas que producen los componentes de este producto sino que puede ser un indicador de diversos comportamientos de riesgo. Los cigarrillos se consideran drogas de iniciación, lo cual significa que su consumo suele preceder a la ingestión de alcohol o de otras sustancias ilícitas. Del mismo modo se vincula con conductas peligrosas, como la participación en peleas o en relaciones sexuales desprotegidas.

Urge, entonces, mantener alejados de ese vicio a nuestros niños y adolescentes. Y entre las acciones a tener en cuenta bien vale preservar nuestros espacios libres de humo.

Artículo relacionado: El tabaco de Joseíto

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. lilithalfonso
    May 31, 2013 @ 17:05:01

    Reblogueó esto en La esquina de Lilith.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: