¿Por qué me sobreprotegen tanto?

sobreproteccion []Juan Carlos tiene 18 años y quiere aprender a manejar, pero su papá no lo aprueba por temor a que sufra un accidente. Daniela, de 15, siente que su mamá no la deja respirar. Las contadas veces que le permite salir con sus amigas la llama a cada rato para saber qué está haciendo. Ambos adolescentes se hacen la misma pregunta que otros de su grupo etario: ¿Por qué me sobreprotegen tanto?

Los expertos definen la sobreprotección como un exceso de celo en el cuidado de los hijos, lo cual a veces, lleva a los padres a ofrecerles cosas que ellos ni siquiera han pedido. Supone una dedicación absoluta al punto de intervenir en cualquier tipo de situación conflictiva que se les presente, con lo que reprimen su aprendizaje y, por ende, el correcto desarrollo en su camino hacia la madurez.

Les impiden, pues, realizar muchas actividades por miedo a que les suceda algo. Intentan evitar a toda costa que transiten por circunstancias que les resulten frustrantes o incómodas. Suelen, asimismo, concederles demasiados caprichos para no causarles malestar; adoptan decisiones que ellos deberían tomar, y no les exigen ninguna obligación o responsabilidad, como por ejemplo, ordenar su habitación o acometer ciertas tareas del hogar.

Tampoco ejercen la disciplina suficiente cuando se portan mal, pasando por alto conductas erradas o excusándolos. Aunque siempre lo hacen con la mejores intenciones, sin darse cuenta no los ayudan a madurar, a ser capaces de regular sus propias emociones, corregir sus errores, calcular riesgos, conocerse, respetar límites y a valerse por sí mismos. La sobreprotección les impide asimilar todo esto.

También es real que hay variados motivos por los que los progenitores actúan así: muchos de los adolescentes de hoy son hijos únicos, lo cual propicia la exageración de mimos; otros descienden de padres separados o muy mayores sin la energía suficiente para imponerse. Por lo general, trabajan y en el poco tiempo que dedican a su prole quieren compensar las horas de ausencia.

Mas, lo cierto es que tanto chicas como chicos, cuando son víctimas de dicho comportamiento paternal experimentan con frecuencia insatisfacción, descontento, irritabilidad y aburrimiento. Y es que no han aprendido a ser responsables de su propio bienestar y de sus actos, pues constantemente ha estado alguien ahí para hacerles sentir bien, solucionarles sus problemas y darles cuanto soliciten. Sienten inseguridad cuando están solos porque se han vuelto dependientes.

Para ellos resulta difícil hacerles comprender a los mayores que ya han crecido y necesitan un poco de libertad a la hora de decidir sobre determinadas cuestiones. De igual modo precisan un voto de confianza para demostrar sus capacidades y que sin violar las normas establecidas pueden remediar sus conflictos, y hasta llegar a acuerdos. La comunicación deviene, entonces, una herramienta fundamental en el logro de tal propósito.

Sin duda la responsabilidad de cualquier padre es proteger a sus hijos, cuidarlos, atender sus necesidades y darles cariño de forma incondicional, pero estos aspectos incluyen implícitamente el derecho a la educación en el más amplio sentido de la palabra, que supone prepararles para vivir en una sociedad en la que no siempre estarán a su lado para socorrerles.

Aunque en ocasiones no les resulte fácil, hay que dejar que ellos sean independientes y hagan las cosas por sí mismos, de lo contrario serán incapaces por el resto de sus vidas de encontrar salida a situaciones cotidianas y les acompañará siempre la frustración y el desánimo personal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: