#Cuba: El derecho a la Salud es un bien incalculable

neonatologiaFotoReinierDvalosPeaLa Constitución de la República de Cuba, en su capítulo I, artículo 9, recoge los principales derechos que tiene cualquier ciudadano cubano, y entre ellos plantea “que no haya enfermo que no tenga atención médica”. Este ha sido un principio elemental que ha distinguido siempre a nuestra sociedad: todas las personas tienen acceso a la asistencia médica sin ningún tipo de discriminación.

Pese al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto durante más de medio siglo  a la Isla por los Estados Unidos y que se ensaña, sobre todo,  con un sector tan sensible como este,  Cuba muestra notables resultados en los indicadores sanitarios que elevan la calidad de vida de sus habitantes y la de otros pueblos del mundo.

Basta recordar que el país ha mantenido durante el último lustro  una tasa de mortalidad infantil por debajo de cinco fallecidos por cada mil nacidos vivos, inferior incluso a la de naciones desarrollas como Estados Unidos y Canadá, lo cual se sustenta en la voluntad política del gobierno que hace realidad el Sistema Nacional de Salud accesible, universal y gratuito para todos.

Cuba es ejemplo ante el mundo de la atención y protección a los niños, su cuidado y bienestar. En las salas de Neonatología, Unidades de Cuidados Intensivos, en la atención primaria, hospitales pediátricos, salas de rehabilitación…, se lucha todos los días para que a nuestros pequeños los acompañe siempre una linda sonrisa.

La expectativa de vida al nacer es de 78 años para los hombres y 80 en el caso de las mujeres, lo que se debe a la  elevada atención en salud, al carácter estatal de la medicina, la promoción y prevención, los adelantos de la ciencia y la técnica y la participación de la comunidad, entre otros factores favorables.

La Isla, además de garantizar la asistencia médica al pueblo cubano, lleva los servicios de Salud a más de 65 países. Actualmente alrededor de 40 mil colaboradores del ramo trabajan en varias naciones.  Prioriza, asimismo,  la formación del personal médico.

El desarrollo y la extensión en el sistema de salud de nuevos medicamentos de su polo científico, ha permitido mejorar la calidad de vida de los enfermos. Muestra de ello lo constituye el Heberprot-P para el tratamiento de la úlcera del pie diabético, único de su tipo en el mundo, y que ha beneficiado a más de 90 mil pacientes, de los cuales alrededor de 17 mil son cubanos.

Como parte de las transformaciones del sector, y a tono con los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, el Ministerio de Salud Pública trabaja por continuar elevando el estado de salud de la población, incrementar la calidad y satisfacción de los servicios y hacer eficiente y sostenible el sistema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: