#Brasil le dio la bienvenida

En una Unidad Básica de Salud, la doctora Ena Mc Farlane Martínez, se empeña en mejorar la salud de ese pueblo

En una Unidad Básica de Salud, la doctora Ena Mc Farlane Martínez, se empeña en mejorar la salud de ese pueblo

El local funciona como consultorio médico, o Unidad Básica de Salud (UBS), como suelen llamarle en Brasil. En su interior, una mesa con su silla correspondiente a la doctora; al lado izquierdo, otra para los pacientes. Llega el primer aquejado y cambia la posición de esta última, de modo que el buró se convierte en barrera separadora entre las dos personas.

A la Médica General Integral Ena Mc Farlane Martínez le sorprende aquella acción. Mas, le explica al consultado sobre la necesidad de la cercanía entre ambos para reconocerlo como concierne. Después de retornar el asiento a su lugar, comienza el interrogatorio y acto seguido el examen físico. Es, entonces, cuando el hombre alega: —Nunca me han tratado así.

Fue este el primero de los sucesos que estremeció a la especialista matancera en la nación sudamericana, donde labora desde el 4 de noviembre de 2013 en la UBS Natalino Pereira Miranda, en el Barrio Industrial, perteneciente al municipio Amarante Marañón, Estado de Marañón. Ella pertenece al grupo de avanzada que partió en agosto último a brindar su ayuda solidaria, como parte del programa Más médicos en Brasil.

Si bien antes cumplió misión durante tres años en la República Bolivariana de Venezuela, no deja de asombrarle la diferencia entre la atención que se brinda en Cuba y la de otras naciones.  “Aquí donde trabajo, en el único hospital que existe, un solo galeno realiza la guardia. Si no asiste, como ocurre en ocasiones, no hay nadie para atender de presentarse alguna urgencia.

“Para hacer un electrocardiograma se ponen guantes como si estuvieran tratando con seres que portan enfermedades contagiosas. Y qué decir, de las veces que regresan para sus casas a los pacientes que se remiten hacia allí, sin asistirlos. Me sucedió con una embarazada de 42 semanas, a la que indicaron retornar a su hogar hasta tanto no tuviera signos de parto.”

Cuenta que en ese lugar predominan la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y el parasitismo intestinal. De ahí que mejorar su salud y calidad de vida sea la razón de ser desde que ese grupo de médicos llegó y pudo leer varias carteles: Doutor, Bem – vindo; Mais perto de todos os brasileiros, Ótimo Trabalho!!

Aunque Ena siente añoranza de no poder acompañar a su hija que cursa cuarto año de Ingeniería en Telecomunicaciones; de estar lejos de su esposo, quien por demás también se encuentra cumpliendo misión como entrenador de boxeo en Santa Lucía; de sus padres, sus vecinos, amistades y compañeros de trabajo, no fallará a la respuesta que dieron a esa bienvenida: MELHORAR SUA VIDA, NOSSO COMPROMISSO.

Son los valores que tienen arraigado en su corazón nuestros galenos: humanismo, solidaridad, internacionalismo y lealtad a la Patria. Por eso, podrán pasar muchos años, y hasta quizás un día, Brasil no necesite recurrir a otras naciones para mejorar la salud de su pueblo, pero la huella de los médicos cubanos quedará por siempre en el recuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: