Los emigrados quieren retornar a Cuba

Escrito por Carlos Batista (AFP)

La reforma migratoria, puesta en vigor por el gobernante Raúl Castro el 14 de enero de 2013, eliminó los engorrosos y costosos permisos de salida de la isla, pero también facilitó las visitas de los emigrados y hasta su eventual regreso a Cuba.

Incluso permite que un cubano viva en “las dos orillas” del estrecho de Florida, en Cuba y Estados Unidos (u otro país), pues autoriza que alguien resida en el exterior hasta dos años sin perder sus derechos de residente en la isla.

Esto constituye un gran cambio respecto a décadas pasadas, cuando los cubanos que emigraban lo hacían para siempre.

Uno de los fines de la reforma es precisamente “capitalizar la migración en función de los intereses del país”, señala a la AFP el académico Antonio Aja, director del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La Habana.

Capitalizar la migración, como hacen numerosos países, “significa que pasen un tiempo en Cuba, que trabajen para Cuba, que inviertan para Cuba, es decir que el proyecto (nacional) los tome en consideración. Cuba tiene que tomarlos en consideración”, dice Aja, uno de los principales expertos cubanos en temas migratorios.

Sin obviar que Estados Unidos es el principal adversario político de Cuba y a la vez su principal receptor de emigrados, Aja sostiene que hay que fomentar que “intervengan en ese proyecto todos los (emigrados) que son capaces de hacerlo”.

El experto considera que la reforma migratoria ha sido “muy positiva” desde las perspectivas política, jurídica y demográfica.

Con la reforma “nos estamos moviendo hacia una política atemperada en el tiempo, contemporánea, moderna y que responde tanto a los intereses de los seres humanos, los individuos cubanos, como también a los intereses de la nación”, expresa.

Danessa confía en materializar su anhelo de vivir y trabajar seis meses en Cuba y otros seis en España, pues a pesar del decenio vivido en el exterior, mantiene fuertes lazos con la isla.

“Aquí están mis padres, muchos amigos, mi Habana, mi cultura”, señala.

Según las cifra oficiales, durante los primeros 10 meses de la reforma se registraron 257,518 viajes de cubanos al exterior, realizados por 184,787 personas, lo cual significa que algunos viajaron más de una vez.

De ellos, 66,510 fueron a Estados Unidos, de los cuales regresó el 40 por ciento.

“Es evidente que (muchos cubanos) están evaluando el futuro y en un año no se evalúa el futuro ni en el lugar de residencia ni en el lugar donde se origina la emigración”, dice Aja.

“Tenemos que irnos acostumbrando a que Cuba es un país de migración y eso significa que las personas van a estar allá, van a estar aquí; significa que van a sacar costo o beneficio de eso”, señala el experto.

Los emigrados verán “cómo avanza la economía cubana, cómo avanza la sociedad cubana, cómo se mitigan aquellos elementos que le hicieron tomar la decisión de viajar y asentarse en otra parte y además cómo evoluciona el mundo”, agrega.

Nota:

Ya en La Habana varias paladares (restaurantes) tienen financiamiento llegado desde Miami.

(Tomado de El blog de Yohandry)

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Emerita Rodriguez
    Ene 17, 2014 @ 20:30:20

    Me gustaria saber cuantos de los que regresen siguen felices despues del año de haber dado el paso, o digamos….cuando se le acaben los dolares que lleven..:)

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: