#Cuba: Las mil y una mentiras de las Damas de “Blanco”

damas-del-verde-berta-soler y dineroEscrito por Arthur González

¿Por qué, con tanto rigor, / Cuando a un casto bien se aspira, / Ha de ser la vil mentira, / Forma fatal del pudor?

Así nos decía José Martí, pero la inculta y grosera Berta Soler, autoproclamada presidenta de las llamadas Damas de Blanco, no conoce nada de lo escrito por el Héroe nacional de Cuba ni de otras cosas más; por eso es tan fácilmente manipulada por los norteamericanos, que la compran por cuatro pesos y alguna que otra piedra de vidrio con destellos de luz.

Las asalariadas de Washington intentan en vano confundir a la opinión pública y colocan noticias falsas tergiversadas, aprovechándose de las facilidades de acceso gratis a Internet que les brinda la misión diplomática norteamericana en La Habana.

Recientemente estas empleadas de los yanquis publicaron imaginativas acciones represivas contra la vetusta “huelguista del aguacate”, Martha Beatriz Roque Cabello, algo no creíble ni por los más sensacionalistas corresponsales de algunas agencias de la prensa extranjera acreditadas en La Habana.

Ahora se desgastan con otra historieta sobre una de las asalariadas residente en la ciudad de Cárdenas, de la que cuentan está ingresada en la sala de emergencia en el hospital de su ciudad natal, tras sufrir un infarto cardíaco.Martianos-Hermes

El interés de la noticia es hacerle creer a los lectores que el supuesto infarto fue causado por la “tensión” a que son sometidas las Damas de Blanco, algo que ni el propio Cardenal de Cuba ni el presidente de la Comisión de Obispos Católicos se lo creen. Ambos conocen perfectamente cuales son los pecados capitales de ellas respecto a la mentira y la ambición.

Lo que no cuentan estas asalariadas es que si fuese verdad que la señora sufrió un infarto del miocardio, seguramente recibió todas las atenciones de cualquier ciudadano cubano, sin preguntarle su filiación política, si tiene o no simpatías por el sistema socialista y sus líderes, y menos aun cobrarle un solo centavo por la atención y los medicamentos, algo muy diferente al sistema de salud que existía antes del triunfo revolucionario, donde tenía que pagar por cada servicio que recibiera.

Las asalariadas nunca relatan con la profesionalidad que son recibidas en policlínicas, y hospitales cubanos.

A pasar de ser cómplices de la cruel política del gobierno norteamericano contra Cuba, y pedirle al presidente Barack Obama que mantenga el criminal bloqueo económico contra el pueblo cubano, como vocifera la inculta y grosera Berta Soler, o solicitar una invasión militar como ha declarado públicamente la “huelguista aguacatera” Martha Beatriz Roque, se les realizan todos los exámenes médicos que requieren, e incluso se les salva la vida.

Ejemplo de esto fue el esfuerzo de los galenos cubanos cuando el desequilibrado Guillermo Fariñas protagonizó su famoso ayuno voluntario y en vez de quedarse en su vivienda acudió de inmediato al hospital para no morir.

Esta es la verdad que no pueden contar, pues de hacerlo perderían los cientos de dólares que reciben mensualmente de sus patronos yanquis. Así de sencillo.

Tomado del blog El Heraldo Cubano.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: