Día mundial contra el trabajo infantil: Una realidad distinta a la de #Cuba

Día mundial contra el trabajo infantil: Una realidad distinta a la de Cuba“Para los niños trabajamos porque los niños son los que saben querer, porque los niños son la esperanza del mundo”. Esa sentencia martiana, que Cuba asume con total y entera responsabilidad, está lejos de ser materializada en otras regiones del planeta, dondecientos de miles de niñas y niños son obligados a trabajar, violándose sus más elementales derechos.

Ante un panorama tan cruel y avasallador, en el que los pequeños están expuestos a las peores formas de trabajo como el realizado en entornos peligrosos, la esclavitud, el tráfico de estupefacientes y la prostitución, así como la participación en conflictos armados, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) instituyó el 12 de junio como Día mundial contra el trabajo infantil, para poner de relieve la gravísima situación por la que ellos atraviesan.

Así ocurre desde 2002 y cada año la fecha centra su atención en un tema específico. En este 2014  se dirige hacia el papel de la protección social para mantener a las niñas y los niños alejados del trabajo infantil o retirarlos del mismo.

Asimismo, exhorta al establecimiento de medidas que permitan introducir, mejorar y ampliar la protección social, en consonancia con la Recomendación núm. 202 de la OIT sobre los pisos de protección social, sistemas nacionales de seguridad social que tengan en cuenta las necesidades de los niños y ayuden a luchar contra el trabajo infantil y una protección social que llegue a los grupos de niños especialmente vulnerables.

En Cuba la realidad es muy diferente. En esta pequeña Isla bloqueada y asediada por el imperialismo, pese a la escasez de recursos materiales la niñez constituye prioridad. Son respetados sus derechos, entre ellos, la educación, salud, recreación y la práctica de actividades culturales y deportivas.

La protección de la infancia en Cuba es un asunto que concierne a toda la sociedad. Ningún infante o adolescente tiene que dejar la escuela para laborar en función de su subsistencia propia o de su familia. Ningún niño o niña cubanos hipoteca sus sueños y el presente.

Desde los inicios de la Revolución Cubana, el Estado se ha preocupado por la formación integral y multifacética de las niñas y los niños, para ello se ha venido trabajando en la promulgación de cuerpos legales y programas para implementar el máximo de garantías a nuestra infancia.

Nuestro país firmó la Convención de los Derechos del Niño en enero de 1990 y la ratificó en el año 1991, pero desde antes la Constitución de la República de Cuba, proclamada el 24 de febrero de 1976, recoge la protección a la familia y la maternidad, la igualdad de derechos para todos los hijos y los deberes de los padres de darles alimentos y asistirlos de la defensa de sus legítimos intereses y en la realización de sus aspiraciones, así como el de contribuir a su educación y formación integral como ciudadanos útiles y preparados para la vida en la sociedad; es así que se establece en su artículo 40 que “la niñez y la juventud disfrutan de particular atención por parte del Estado y la sociedad y que la familia, la escuela, los órganos estatales y las organizaciones de masas y sociales tienen el deber de prestar especial atención a su formación integral”. 

Caminar por las calles cubanas y ver en los centros escolares, en parques, en áreas de recreo, a los niños jugando, sonriendo, compartiendo, sentirse libres como pajaritos que no pueden vivir en cautiverio, es un privilegio que gozamos en Cuba y que nunca nadie nos podrá arrebatar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: