Otra vez es viernes 13

De nuevo coincide el día 13 del mes con el viernes y otra vez algunos aluden a aquello de la mala suerte, por eso les propongo releer este material que en torno al tema publiqué hace algún tiempo:

images_0Hoy es viernes 13, y aunque para los cubanos transcurrirá como otra jornada cualquiera, no sucederá así en varias regiones del planeta. Sin embargo, al menos de manera jocosa, no faltará aquí quien aluda a lo fatídico de la coincidencia, la que de ocurrir con el martes nos haría recordar aquello de “ni te cases, ni te embarques, ni de tu familia te apartes”.

Varias leyendas aluden al origen terrorífico de la fecha, partiendo, incluso, de la creencia de que Eva tentó a Adán ese día de la semana. En cuanto al dígito, ya en los tiempos antiguos se consideraba especial. Estudiosos del tema dicen que en Roma significaba muerte, destrucción y desgracia, tanto así que todavía hay personas que dudan en sentarse a la mesa si los invitados suman esa cifra.

Ya sea por uno u otro motivo, lo cierto es que la mayoría de los mortales prefieren ignorarlo, no importa raza, color o nivel cultural. Pero el problema mayor sobreviene cuando el calendario anuncia tal convergencia, al punto de que se creara el término ‘paraskavedekatriafóbicos’ a quienes en el mundo experimentan fobia hacia el viernes 13, como aconteció con algunas celebridades, entre ellas, Napoleón Bonaparte.

Y es que las supersticiones están ligadas a la cotidianidad y aunque a quienes no las practican les cueste trabajo entender cómo alguien pueda tomarse a pecho determinadas fechas o hechos, lo innegable es que ha sido tan fuerte la influencia de ese pensamiento mágico a través del cual el hombre intentaba comprender a la naturaleza, que aún forma parte de nuestra existencia.

Así, pues –retomando el ejemplo inicial– estudios realizados revelan que el viernes 13 provoca pavor a entre 17 y 21 millones de estadounidenses y ocasiona pérdidas de 800 a 900 millones de dólares en actividades comerciales. Resulta insólito que ese día la gente no toma vuelos, ni se comporta en los negocios como lo haría normalmente, no compran y si por olvido hicieran algún compromiso, sencillamente lo anulan. Eso pudiera suceder hoy y repetirse en diciembre, únicas veces que en este año aparecerá la combinación en el almanaque.

Que un gato negro se nos cruce en el camino, el temor a abrir un paraguas dentro de la casa, pasar por debajo de una escalera, derramar sal, levantarse con el pie derecho para evitar contratiempos, romper un espejo o tocar madera cuando se habla de desgracias, figuran entre aquellas supersticiones que continúan apegadas en no pocos cubanos. No faltan quienes dicen tener una solución ante tales circunstancias.

Pero, ¿qué hay de verdad en todo ello? De seguro, la mayoría de los lectores admitirá que aun cuando quizás la casualidad haga concordar algún hecho con sus consecuencias, no son más que fruto de la fantasía, creencias ancestrales que matizan el folclor nacional y que afloran en determinados momentos. Ahora mismo, en estos meses de verano, cuando truena con frecuencia, algunas personas ‘por si acaso’ cubren los espejos, hacen cruces de ceniza y ni locas tocan a los perros, pues piensan que su pelaje atrae a los rayos.

Nada, que por mucho tiempo seguiremos conviviendo con esos mitos, basados en supuestas experiencias de nuestros antepasados y sin fundamento científico, a los que uno puede o no acogerse. Entonces al respecto, ustedes elegirán si hacen de este día una jornada aciaga o simplemente viven otro lleno de esplendor.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: