#Cuba: A Berta Soler le llegó su noche buena

Escrito por Arthur González.

Realmente ya era hora de que el código penal cubano se hiciera cumplir para aquellos que sistemáticamente lo violan, como es el caso de la grosera y corrupta Berta Soler Fernández, presidenta de las llamadas “Damas” de Blanco.

berta y mafia 2Hace muchos años que el pueblo cubano espera que se tomen medidas con quienes instigan y ejecutan actos provocativos en la vía pública, orientados y respaldados por algunas misiones diplomáticas en La Habana, especialmente la estadounidense.

Berta Soler no se oculta para confirmar sus relaciones con la mafia terrorista de Miami, así como el financiamiento y orientaciones que recibe para ejecutar sus actividades a favor de una potencia extranjera. Por acciones similares hubiera estado cumpliendo muchos años de prisión en Estados Unidos o Europa, donde no se permite la impunidad cuando ocurren actos de ese tipo.

Imágenes de brutales golpizas contra pacíficos manifestantes lo demuestran, así que imaginémonos lo que pasaría si esos que protestan en las calles lo hicieran siguiendo orientaciones y con financiamiento de otro país.

Desde enero del 2014 Berta Soler no cesa de visitar los Estados Unidos, donde es entrenada con mayor plenitud que cuando los diplomáticos acreditados en la entonces Sección de Intereses de Washington en La Habana, lo hacían sin el menor recato.

Cada semana, desde hace varios años, Berta ejecuta provocaciones callejeras, las que han incluido a extranjeros venidos de Europa y América latina sin que sea instruida de cargos por el delito de Propaganda Enemiga, recogido en el artículo 103 del código penal vigente, donde se establece que:

El que incite contra el orden social…difunda noticias falsas, …tendientes a causar desordenes públicos, incurre en sanción de privación de libertad de uno a cuatro años.

Otro de los delitos que la asalariada de Estados Unidos comete de forma consuetudinaria es el delito de Atentado, establecido en el artículo 142, el cual expresa:

El que emplee violencia o intimidación contra una autoridad…para impedirles realizar un acto propio de sus funciones, o para exigirles que lo ejecute…incurre en sanción de privación de libertad de uno a tres años.Berta agreade a mujer

También debió ser sancionada por el delito de Resistencia, establecido en el artículo 143, donde se establece que:

El que oponga resistencia a una autoridad…incurre en sanción de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trecientas cuotas.

Las imágenes de Berta y su pandilla dejándose caer en la vía pública ante los reclamos de las mujeres policías, es más que prueba de la comisión de este delito.

El delito de Denuncia o Acusación Falsa, recogido en el artículo 154 del código penal, es permanente en el actuar de la presidenta de las “Damas” de Blanco, tanto en Cuba como es sus frecuentes visitas a Estados Unidos y Europa, donde a sabiendas que miente inventa situaciones que no puede probar legalmente. Por este delito debió ser sancionada a privación de libertad de tres a ocho años.

La lista de violaciones es amplia y las autoridades la dejaron actuar con impunidad por años, algo que le ha dado un aire de “intocable” al sentirse respaldada por los medios de prensa al servicio de las campañas mediáticas pagadas por Washington.

Ahora al ser citada por la policía y comunicada que está siendo instruida por el delito de Resistencia, inició la cruzada con la prensa extranjera en reclamo de apoyo; la mafiosa congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, fue de las primeras en salir en su defensa y expresó en una sección del Congreso, “su preocupación por el aumento de la represión contra las Damas de Blanco, y la reciente acusación a Berta”, pero el que las hace las paga y es hora de que enfrente a la justicia como cualquier ciudadano en el mundo.

Lloverán las noticias, los principales medios extranjeros gastarán tinta y papel en su defensa, pero todos deben mirar primero hacia sus países y denunciar lo que en ellos pasa para después acusar a Cuba de defenderse de los ataques de 58 años de la potencia hegemónica mundial, la que no se esconde con recato para afirmar que:

“El Congreso de EE.UU. financia la programación de la democracia en Cuba para proporcionar asistencia humanitaria, promocionar derechos humanos y libertades fundamentales y apoyar la libre circulación de información en lugares en donde está restringida y censurada”.

“La administración continuará implementando programas de EE.UU. enfocados en promover el cambio positivo en Cuba…”

Barack Obama es el presidente de Estados Unidos que más dinero aprueba para las acciones de subversión contra Cuba y sin el menor recato brinda anualmente 20 millones de dólares, además de otros que solicita al Congreso para sus operaciones encubiertas.

La contrarrevolución interna al servicio de los intereses de Estados Unidos, tiene que saber que en Cuba no puede existir impunidad y por tanto asumir los costos de sus actos.

Es hora ya de escuchar los reclamos de la mayoría del pueblo que rechaza totalmente el actuar provocativo de Berta y los demás asalariados, y como dijera José Martí:

“Es gran resorte en política dar tiempo de morir a lo que solo goza de ficticia vida”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: