Símbolos patrios: ¿Adornos para delantales?

Símbolos patrios: ¿Adornos para delantales?

Escrito por Paquita Armas Fonseca
Fotos: Ernesto Padrón
Lo que más preocupa de esto es que los vendedores lo hacen como si el delantal tuviera la imagen de un mango. Para ellos es totalmente normal.

La ventaja de tener amigos, en este caso inteligente, capaz y muy cubano, como Ernesto Padrón, es que él camina por Obispo en el mes de agosto y yo ¡ni muerta!, por el calor que sigue rompiendo récords (¡¿hasta dónde llegarán las temperaturas?!). Y vuelvo a la anécdota, y como no puedo ir a ver y hablar con las personas protagonistas de este hecho, traslado lo que me narra el director de Meñique:

«Te cuento que el sábado pasado, de paseo por el bulevar de Obispo, vimos unos delantales de cocina con la bandera cubana y la imagen del Che. Los venden en una tienda particular, en una casa sin número, pero que debe ser el 315. Mi esposa y yo nos quedamos asombrados y le pedimos a la vendedora que nos los mostrara para hacerle las fotos que te adjunto.

«Sé del debate entre los partidarios de regular estrictamente el uso de la bandera y otros símbolos, y los que abogan por flexibilizar esa regulación. De hecho, la delegación cubana a la Olimpiada de Río lleva la bandera a todo lo largo y ancho de sus pulóver. Pero al ver estos delantales de cocina, e imaginarme a la bandera y la imagen del Che salpicadas de agua con jabón, o imaginarme a alguien limpiándose en ellas las manos llenas de grasa, recordé que “el sentido común es el menos común de los sentidos”.

alt

alt
«Soy partidario de flexibilizar, pero flexibilizar no quiere decir violar lo que está establecido ni permitir el relajo. Y ese es el peligro que se corre al flexibilizar. Por eso hay que analizar bien la ley que reglamenta el uso de la bandera, y decidir si vale la pena o no permitir que pueda emplearse en determinados diseños gráficos e industriales. Lo mismo debe hacerse con el uso de la imagen del Che, que no está regulada y se emplea indiscriminadamente».

Coincido con Ernesto en que se puede flexibilizar el uso de la bandera. Me emociona ver a nuestros deportistas en Río de Janeiro portando con dignidad pulóveres y otras prendas con mi bandera, ¡y espero, por supuesto, verla flotando en el podio, algunas en lo más alto!

Esto que cuenta el también director de los animados Yeyín y de los Por qué, me hace imaginar una escena en la que alguien se limpie las manos llenas de grasa, tierra de viandas, jugos, o sencillamente se seque las manos con nuestra  bandera y nuestro Che.

Lo que más preocupa de esto es que los vendedores lo hacen como si el delantal tuviera la imagen de un mango. Para ellos es totalmente normal. Fíjense si es así, que accedieron a posar los delantales frente a la cámara o celular de Ernesto.

Si aplaudo la frase liberadora de los años sesenta del siglo XX «Prohibido prohibir», me parece que en estos casos de venta de objetos que puedan denigrar los símbolos patrios y a héroes de nuestras luchas, imponer multas o quitar licencias sería totalmente válido. Y ojo ¡tanto a los vendedores como a los «artistas» de esos artículos despreciables!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: