#Cuba: Damas de blanco sin apoyo del pueblo

dama-blanco-3Escrito por Arthur González

En Cuba el pueblo sabe perfectamente que las llamadas “Damas” de Blanco fueron creadas por Estados Unidos para sus campañas anticubanas, por eso las sostienen financieramente, orientan y estimulan en su accionar provocativo, pero ni así han logrado apoyo popular.

Su carácter de asalariadas de un gobierno extranjero las hace ser repudiadas por los cubanos que son por naturaleza anti imperialistas desde el siglo XIX, pues nadie en la Isla desea una nueva Enmienda Platt que legalice la intervención estadounidense, basada en la política de la Fruta Madura, como ellas pretenden.

Para demostrar sus sentimientos pro yanquis, se pronuncian a favor del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto hace casi 60 años, para ahogar y matar por hambre a los cubanos y están en contra de la política de Barack Obama de una apertura diplomática, aunque esta sea para sembrar desde adentro sus valores y símbolos que faciliten el desmontaje del socialismo.

Una prueba por la que los cubanos las rechazan totalmente, fue el nuevo espectáculo celebrado en Miami el pasado 23.11.2016, en el cual el alcalde Tomás Regalado, partidario de los principios diseñados por la mafia terrorista anticubana, decidió bautizar una calle de Miami con el nombre de ese grupúsculo, como parte de la campaña contra Cuba en el exterior.

Lo que el alcalde debería investigar, si fuese un buen funcionario gubernamental, es de dónde provienen los fondos para costear los constantes viajes de la inculta y grosera Berta Soler, sus ropas y especialmente los casi 30 mil dólares que le costó la residencia de tres niveles que compró hace unos meses en la zona de la Víbora, dejando atrás el reparto obrero de Alamar, el cual detestaba.

Hoy no es un secreto los altos precios de los boletos de avión y si alguien, con tiempo y deseos de investigar, suma las constantes visitas de Berta a Miami, Washington, Madrid, Bruselas, Luxemburgo, Bangkok, y otras capitales europeas, sabrá los gastos que cubren los ciudadanos estadounidenses con sus impuestos para las giras turísticas de esta corrupta y algunas de sus secuaces.

Las propias integrantes del grupúsculo han denunciado reiteradamente el mal manejo que hace Berta de las financias, incluso por adueñarse del dinero del Premio Sajarov, asignado por el Parlamento Europeo en el 2005, siguiendo las directrices de Washington, sin repartírselo a las que la acompañan en sus provocaciones dominicales.

Para continuar la cruzada mediática contra Cuba en el exterior, Berta mantiene el viejo discurso de que son “reprimidas” por la policía, cuando todos los extranjeros de visita en La Habana, el cuerpo diplomático, la prensa extranjera y las propias iglesias católicas y protestantes, saben perfectamente que caminan con toda libertad frente a la iglesia que diplomáticos estadounidenses, sin dudas oficiales CIA, le orientaron utilizar.

Ninguna de las mal llamadas “Damas” reside en el reparto Miramar donde están enclavadas las embajadas acreditadas en el país, pero fue la fórmula escogida para llamar la atención y así los diplomáticos norteamericanos y sus aliados europeos, no tenían que trasladarse a barrios populares habaneros en los que viven esas asalariadas y en los cuales abundan las iglesias católicas y cristianas.

Es sabido que fue Elizardo Sánchez Santa Cruz Pacheco, hoy residente temporal en Miami, quien las organizó siguiendo órdenes de aquellos yanquis que le pagan, y dadas a conocer internacionalmente por una periodista del diario norteamericano Sun Sentinel, acreditada en La Habana en el año 2003, como medida propagandística ideada desde Estados Unidos.

Si en verdad esas mujeres fueran reprimidas, como sucede en Madrid, Roma, Atenas, Santiago de Chile, varias ciudades de Estados Unidos y otras capitales del mundo, hace rato que hubiesen mostrado sus cabezas rotas, o algunos de sus brazos.

Por el contrario, todas las “Damas” gozan de excelente salud e incluso algunos kilogramos de más, y la propia Berta ha mejorado su imagen luciendo pelucas y vestidos costosos, algo que no tenía cuando era solo una segundona de Laura Pollán, presidenta inicial del grupúsculo.

Berta Soler nunca ha sido juzgada ni encarcelada por sus alteraciones al orden público, ni por los golpes que propina a las vecinas que se oponen a sus constantes escándalos, algo que, en Madrid con la Ley Mordaza, le hubiese costado una alta multa y varios meses de cárcel, donde existe una “amplia democracia”.

Las viejas tácticas seguidas por Estados Unidos no dan resultados dentro de Cuba y la prueba de ello que desde el 2003 hasta el 2016, las “Damas” de Blanco no han podido incrementar su número, las divisiones internas se suceden una tras otras y cuando no le paga a tiempo a sus compinches, no salen a marchar por la 5ta Avenida habanera; demostración fehaciente de la ausencia de ideología entre sus integrantes y que solo el dinero hace posible su existencia.

Vergüenza debería causarle a José Félix Pérez, párroco de la iglesia de Santa Rita de Casia, por aceptar que esas asalariadas utilicen su templo para tales provocaciones, cuando la casi totalidad de las “Damas” no están bautizadas ni se casaron bajo los mandamientos de la ley de Dios, encabezando Berta la lista.

Por esas razones y otras similares, el pueblo de Cuba las desprecia y como buenas anexionistas tienen que acudir a Miami, capital de la mafia terrorista anticubana, guarida de asesinos, torturadores y ladrones, para recibir homenajes, pero también sin cuórum.

Ante hechos como este afirmó José Martí:

“Debe ser penoso inspirar desprecio a los hombres desinteresados y viriles”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: