Una cifra impredecible: las remesas

Escrito por Aurelio Pedroso

Desde hace muchos años, el buen humor de los cubanos ha dejado por sentado que para no tener mayores dificultades en el día a día lo único que se necesita es tener fe. Una fe con letras mayúsculas, en correspondencia a la clasificación oficial de unas planillas ya inexistentes, donde sin ton ni son, las autoridades inquirían si tenían FE (Familiares en el Exterior). Más

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: